La innovación en el territorio, estrategia #SmartCity y/o #ComunidadInnovadora

“La innovación no es patrimonio exclusivo de ninguna ciudad y es la esencia de muchas de ellas”.

La innovación en el territorio y por lo tanto en las ciudades, tiene en el amplio concepto de las “smart cities” un aliado perfecto, pero  también a veces un enemigo indefinido.  Los territorios deben y pueden ser “smart”, pero no todos los territorios son cities al uso, por lo que cabría decir que;  innovar sobre el territorio es un concepto mucho más amplio que innovar en la ciudad.

Francisco Morcillo. Consultor, Director Gerente de MB3 GESTION. Entusiasta de Innovación+Tecnología+Gestión, para la innovación empresarial y territorial. Autor del blog; 2TI #smartcity= Territorio+Tecnología+Inteligencia+Innovación 

¿Te animas a seguirme en twitter?: @fmorcillo

Mi perfil más completo: Francisco Morcillo

LA INNOVACIÓN EN EL TERRITORIO, ESTRATEGIA SMART CITY y/o COMUNIDAD INNOVADORA.

Hace algún tiempo leía el libro de Luis Bassat ( La creatividad), y éste gran publicista destacaba en su reverso una frase “ la creatividad no es patrimonio exclusivo de ninguna profesión y es la esencia de muchas de ellas“.  Después a los pocos días, releía esta frase y la aplicaba al concepto amplio de la innovación sobre el territorio y planteaba realizar un pequeño cambio de creatividad por  innovación,  quedando finalmente la frase de esta forma  “la innovación no es patrimonio exclusivo de ninguna ciudad y es la esencia de muchas de ellas”.

La innovación en el territorio y por lo tanto en las ciudades, tiene en el amplio concepto de las “smart cities” un aliado perfecto, pero  también a veces un enemigo indefinido.  Todos los territorios deben y pueden optar a ser “smart”, a pesar de que no todos los territorios son cities al uso, por lo que cabria decir que innovar sobre el territorio, nos permite pensar y aplicarlo a conceptos más amplios de los que derivan de la ciudad más clásica.

Todos los territorios en general, tienen problemas de gobernanza, de movilidad, energía, infraestructuras, ect… y por ello cualquier ciudad no debería quedarse atrás en la carrera de fondo de las ciudades inteligentes. Pienso que  utilizar el nombre adecuado no es tan importante como saber cuál es el fin que se persigue. ¿ “Etiqueta” o “Solución”, sobre la ciudad, el territorio o ciudad-territorio? Da igual, si tenemos claro hacia dónde nos dirigimos.

Por ello , cualquier ámbito territorial con un diseño estratégico adecuado puede optar a  la etiqueta  o  la solución,  pensar en una solución “smart” como concepto transversal y  que sea totalmente útil para los ciudadanos.

Los planteamientos estratégicos de ciudad deben definir hacia dónde nos dirigimos en el tiempo e indicar los caminos adecuados que nos posibilite realizar un desarrollo  de lo “smart”, pero realmente ¿estamos preparados para ello?. No lo sé, esa es mi duda, la estrategia es un elemento indispensable, pero ésta muchas veces no es compartida de manera adecuada, y busca el reconocimiento rápido ” la etiqueta”,  que a veces  es excelente pues genera un poso que en el futuro puede generar que se convierta en un referente, pero por otro lado  no se logra entender la solución que se persigue en beneficio del ciudadano.

La estrategia es un elemento indispensable, pero ésta muchas veces no es compartida de manera adecuada, y busca el reconocimiento rápido ” la etiqueta”,  que a veces  es excelente pues genera un poso que en el futuro puede generar que se convierta en un referente, pero por otro lado  no se logra entender la solución que se persigue en beneficio del ciudadano.

Etiqueta Smart

 Esta reflexión sobre la innovación y su uso nos debería dar pautas para acercar fórmulas más amplias que dinamicen e igualen el concepto de ciudad y territorio inteligente.

Cada ciudad posee un planteamiento diferente y por lo tanto  no debemos caer en el error de trasladar fórmulas de éxito, replicando modelos.  Al pensar en estrategia posiblemente debemos pensar en planes estratégicos transversales  y multidisciplinares, que nos posibiliten el desarrollo de comunidades innovadoras, frente a modelos de éxito estándar. Modelos que posiblemente sólo tienen la aplicación vertical de una tecnología avanzada sobre unos servicios de la ciudad y que pueden olvidar el pensamiento estratégico que seguramente tendrá cada ciudadano.

Por ello pensar  en el concepto “innovar en el territorio”,  nos permite hacer más accesibles los modelos “smart cities”  y nos incluye el concepto “modelos de comunidad innovadoras” con estrategias “smart” , para una mejor adaptación a otro tipo de ciudades de menor tamaño, aplicando  un punto de vista más holístico  frente a soluciones concretas geo-políticas-tecnológicas de ciudad clásica y que quizás por la dimensión, no sea al cien por cien comparable y extrapolable.

Si recordamos el concepto de ecosistema innovador para la ciudadanía hiperconectada , y la reflexión ciudad-ciudadanos, planteábamos la necesidad de diseñar una comunicación y una participación adecuada, para crear un proceso de generación de valor ciudad-ciudadanía.

Ciudadanos hiperconectados

Es cierto que posiblemente las ciudades de mayor tamaño disponen de grandes servicios, sobre todo los concesionables, que a corto plazo les hace merecedores de forma rápida la etiqueta “smart” ;  concesiones de alumbrado, recogidas de basuras sensorizadas, concesiones de plataformas de gestión de la ciudad, ect….. Sin duda es uno de los modelos, pero en modelos de ciudades de menor tamaño y más sencillas,  será más complejo innovar y quizás estemos más próximos a generar la búsqueda de una etiqueta de COMUNIDAD INNOVADORA que configure y posibilite el desarrollo de los ciudadanos inteligentes, que de establecer una compleja solución “smart” más tecnológica.

Esta reflexión, nos obliga a pensar que tras una etiqueta smart, debemos realizarnos estas preguntas:

1.- ¿Sólo es posible para la ciudad? ¿ Y los ciudadanos, no son Smart?

2.- ¿Que innovación me aporta, la solución tecnológica, que me reportó conseguir la etiqueta Smart?

3.- ¿Que solución le aporto al ciudadano?. A veces nos olvidamos que detrás de nuestra carrera de fondo tecnológica, hay ciudadanos.

Por ello y como método empírico, es necesario ser  reflexivos y  obligarnos a pensar como debe ser la estrategia de innovación de la ciudad-territorio, si pensarlo como un todo y por lo tanto  es necesario diseñar un proceso que configure una comunidad innovadora, o por el contrario dadas las características, es obligado plantear un plan estratégico que incluya por etapas un proceso escalable, para llegar a acciones concretas (  Además de conseguir  ser un referente en Smart Grid, Smart Water, Smart Lighting ect…..).

Sinceramente me quedaría con una mezcla de los dos, no veo una solución única,  y de una forma empírica establecería tres opciones:

A.- Ciudades de gran tamaño ( podríamos definir las que poseen mas de 200.000 habitantes en adelante aproximadamente) en las que haya que contemplar una estrategia con  acciones e inversiones buscando ser referencia, que incluya el cambio con una visión territorial y de innovación para el desarrollo, basado en la creación desde el inicio una fuerte comunidad innovadora ajustada a su territorio.

B.- Ciudades intermedias (De 50.000 a 200.000 habitantes), en los que debemos incluir un plan estratégico no muy ambicioso, con acciones con soluciones muy concretas  adecuadas a sus características, acompañadas de una  fuerte comunidad innovadora que ponga en valor el resto de recursos de la ciudad.

C.- Resto de ciudades, en los que por la dimensión no nos podemos circunscribir a los límites geográficos políticos, sino por los límites y necesidades reales de los ciudadanos y por supuesto hacer “smart” a los ciudadanos, buscando nuevamente una fuerte comunidad innovadora.

Concluyo por lo tanto argumentando, que empujar hacia una rápida  etiqueta “smart”, a veces puede salir bien o a veces puede salir mal, pero diseñar una estrategia que posibilite el desarrollo ciudadano dentro de una comunidad innovadora, acelerará sin dudas, todos los procesos y líneas estratégicas que posteriormente se quieran implementar, tanto para los propios ciudadanos, como para los nuevos modelos de negocios asociados.  Así mismo, es evidente que las estrategias “smart”, no serán igual de válidas en todas las ciudades, y en unas tendrán más peso las comunidades innovadoras y en otras la estrategia de creación de plataformas de gestión y coordinación de servicios verticales debido a la dimensión y tamaño de la ciudad.

“La innovación no es patrimonio exclusivo de ninguna ciudad y es la esencia de muchas de ellas”

Sobre el autor: Francisco Morcillo. Consultor, Director Gerente de MB3 GESTION. Entusiasta de Innovación+Tecnología+Gestión, en territorios, ciudades y gestión de servicios y edificios. @fmorcillo

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s