La inteligencia en los territorios, poder compartir infraestructuras del siglo XXI.

LA INTELIGENCIA EN LOS TERRITORIOS, PODER COMPARTIR INFRAESTRUCTURAS DEL SIGLO XXI.

Tercera revolucion industrialLa  inteligencia de ciudades, de territorios y la innovación, debe posibilitarnos abordar nuevos escenarios territoriales y nuevas oportunidades de desarrollo, que se basen en poder compartir infraestucturas. Infraestructuras inteligentes para territorios inteligentes, es una de las capas, que por supuesto no coarta el desarrollo smart de un ámbito territorial, que en la media de lo posible debe buscar su carácter “glo-cal”, global y local, y “co” que permita al compartir la posibilidad de generar oportunidades y ofrecer nuevas vías para el desarrollo y la competitividad.

Francisco Morcillo. Consultor, Director Gerente de MB3 GESTION. Entusiasta de Innovación+Tecnología+Gestión, para la innovación empresarial y territorial. Autor del blog; 2TI #smartcity= Territorio+Tecnología+Inteligencia+Innovación 

¿Te animas a seguirme en twitter?: @fmorcillo

Mi perfil más completo: Francisco Morcillo

0.- COMPARTIR INFRAESTRUCTURAS INTELIGENTES

Hace unas semanas, tuve el placer de compartir en un desayuno de trabajo al cual fui invitado por FCC, unas importantes reflexiones que afectan a la inteligencia de los territorios y en concreto a los territorios transfronterizos. En el citado encuentro se analizaban las posibilidades del concepto de “Eurociudad”, entre dos ciudades limítrofes y de dos países diferentes, poniéndose de manifiesto la necesidad de resolver las infraestructuras que pueden ser comunes y en concreto  como mejorar  la inteligencia de los territorios. Entre una de las cuestiones que suscitó gran interés, fue la necesidad de compartir los posibles excedentes del suministro eléctrico como mecanismo para mejorar el desarrollo y la competitividad de un territorio común, bajo el concepto geográfico de Eurociudad. En paralelo casi en las mismas fechas, caían en mis manos otro concepto que se alineaba a esta demanda que se exponía en el foro de Eurociudad,  como es la tecnología desarrollada por Siemens HVDC  de transmisión  de alto voltaje . En definitiva parece  indicar que para que un territorio sea competitivo y económicamente sostenible, ahora más que nunca, necesita tener sistemas energéticos eficientes. No en vano, conseguir un suministro de energía fiable y asequible ha sido desde siempre un requisito fundamental para el desarrollo y progreso de la sociedad y es evidente que para el avance con los principios de solidaridad entre territorios, se busquen opciones para acomodarse a la nueva era.

Imagen1

Las redes eléctricas son un elemento clave y fundamental en una sociedad, la del siglo XXI, cada vez más electrodependiente, que demanda electricidad de forma constante. Como parte de las redes eléctricas,las interconexiones internacionales son el conjunto de líneas y subestaciones de sistemas eléctricos vecinos que permiten el intercambio transfronterizo de energía entre ellos. Las interconexiones conectan diversos países entre sí y permiten tanto ofrecer a los sistemas vecinos electricidad generada en el propio país como recibir de ellos energía que puede satisfacer la demanda interna.
Desde los inicios de los sistemas eléctricos y a lo largo de todo el siglo XX hasta la actualidad, el desarrollo y gestión de las redes eléctricas, principalmente las de transporte en alta tensión, han ido evolucionando desde un ámbito más local para pasar a tener un carácter nacional y posteriormente internacional, debido a que los sistemas eléctricos son más estables cuanto más mallados e interconectados están.

Y es cierto que cuando se hablan de las capas de inteligencia de una ciudad o territorio, las infraestructuras, dentro un enfoque tecnológico y casi con un carácter macro, deben diseñarse para mejora la competitividad, pero no sólo pensado en su ámbito geográfico geopolítico, sino en su importancia para el desarrollo  de zonas geográficas limítrofes políticamente separadas, buscar la mejora industrial y la eficacia de lugares dónde pueden cohabitar hábitos empresariales y ciudadanos.

Como ejemplo España genera el doble de electricidad que consume, y en el diseño de una planificación territorial, dónde ya no sólo debemos orientar los recursos del territorios, sino las potencialidades del mismo, es el momento de que ordenación del territorio y tecnología, diseñen estrategias que posibiliten mejorar o aprovechar esta oportunidad.

1.- La inteligencia en el territorio.

Es  por ello, que toma valor el concepto de inteligencia en el territorio. Jeremy Rifkin (autor del libro La Tercera Revolución Industrial)  lo basa fundamentalmente en la convergencia de las nuevas formas de comunicación propiciadas por internet y las nuevas formas de energía, limpias y renovables. La tercera revolución es eléctrica en contraste con la primera (vapor) y la segunda (gas y electricidad). El concepto de tercera revolución industrial está avalado por el parlamento europeo en el año 2006 en una declaración formal.

Jeremy RifkinAnte este concepto de convergencia y de revolución eléctrica, junto a la necesaria globalización y por lo tanto internacionalización de las industrias, parece que podría ocurrir con la energía  exactamente lo mismo. Un país  o un territorio que no necesita más suministro energético,  pueden pensar en exportar el excedente de producción y esto se consigue gracias a las interconexiones energéticas. En el futuro, nos dice Jeremy Rifkin, centenares de millones de personas producirán en sus casas, en sus oficinas y en sus fábricas su propia energía verde y compartirán unas con otras una “Internet energética”, del mismo modo en que ahora creamos y compartimos información en línea. Rifkin describe el modo en que los cinco pilares de la tercera revolución industrial crearán miles de nuevos negocios y millones de empleos, lo cual traerá consigo un reordenamiento fundamental de las relaciones humanas desde el poder jerárquico hasta el poder lateral, que influirá en la manera en que dirigimos las empresas, educamos a nuestros hijos y nos implicamos en la vida pública. El proyecto de Rifkin ya está ganando terreno en la comunidad internacional. El Parlamento Europeo ha emitido una declaración formal instando a su puesta en práctica y algunos países de otros continentes se han apresurado a elaborar sus propias iniciativas para afrontar la transición hacia este nuevo paradigma económico. La Tercera Revolución Industrial es un relato desde dentro de la próxima gran era económica, que aporta además una atenta mirada a las personalidades y los actores (jefes de Estado, consejeros delegados de grandes empresas globales, emprendedores sociales y ONG) que están iniciando su puesta en marcha en todo el mundo.

Como ejemplo España, a finales de 2020 España debería haber incrementado de un 3 a un 10% su capacidad exportadora de energía y alcanzar así los 4.000 MW.  Solo fomentando las interconexión energética se le puede sacar el máximo rendimiento a las excelentes infraestructuras e inversiones que se han realizado en los últimos años y que sobre el papel podría estar  infrautilizadas. La interconexión puede impulsar la eficiencia energética y facilitar un desarrollo industrial y comercial competitivo y sostenible en nuestro país o la mejora de desarrollo entre territorios limítrofes.

CONCLUSIÓN

En conclusión, la ordenación del territorio, la tecnología y las infraestructuras básicas, deben armonizar soluciones que persigan el desarrollo  y la interconexión de ámbitos territoriales de coexistan o cohabiten tradicionalmente. La mejora de los territorios y su competitividad irán de la mano siempre y cuando se aporten soluciones de infraestructura inteligente que permitan desarrollos sostenibles, desde el triple enfoque. Es necesarios profundizar en el concepto de inteligencia de los territorios, en la ordenación de los mismo, buscando medidas dinamizadoras, que junto a la tecnología, deberán desarrollar fórmulas legales y económicas que posibiliten el impacto necesario a la innovación tecnológica planteada.

Sobre el autor: Francisco Morcillo. Consultor, Director Gerente de MB3 GESTION. Entusiasta de Innovación+Tecnología+Gestión, en territorios, ciudades y gestión de servicios y edificios. @fmorcillo

Referencias:

1. The Third Industrial Revolution. Jeremy Rifkin
2. http://www.energy.siemens.com/hq/en/power-transmission/hvdc/
3.-http://www.ree.es/sites/default/files/jgk4byy3ukct.pdf

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s