Connecting Smart Citizens. Metodología para un ecosistema de #innovación en la #SmartCity.

Francisco Morcillo. Consultor, Director Gerente de MB3 GESTION. Entusiasta de Innovación+Tecnología+Gestión, para la innovación empresarial y territorial. Autor del blog; 2TI #smartcity= Territorio+Tecnología+Inteligencia+Innovación

¿Te animas a seguirme en twitter?: @fmorcillo

Mi perfil más completo: Francisco Morcillo

Connecting Smart Citizens. Metodología para un ecosistema de #innovación en la #SmartCity.

La definición polisémica de la palabra sociedad,  nos permite incorporarla a muchas de nuestras actividades profesionales y de nuestra vida, y por lo tanto por qué no, es evidente que nos encontramos ante una Sociedad Inteligente, cuando queremos hablar de ciudadanos, ciudades, tecnología, y en definitiva de ciudades inteligentes.

Planteo un proceso metodológico que potencie el ecosistema de innovación en la ciudad, que busque la continuidad de un proceso holístico y tecnológico,con el fin de buscar ideas concretas que se inserten en la ciudad y en el territorio en base a las necesidades de ciudadanos, empresas, ect.. , pero que no conviertan el proceso smartcity de la ciudad, en una aceleradora de empresas en torno a proyectos tecnológicos, ni que sirva de excusa sólo, para la mejora tecnológica de la gestión pública. Hay que creer y crear un proceso que aterrice las ideas, provoque el desarrollo, genere mejoras ciudadanas y potencie la economía, a partir de las hiperconexión de “las cosas”, la reutilización de los datos o la interconexión entre máquinas, favoreciendo el proceso de inteligencia, con una CONEXIÓN DE CIUDADANOS INTELIGENTES, en el proceso de generación de ciudades digitales, sostenibles e inteligentes.

9 Francisco Jose Morcillo_Page_16

0.- Preámbulo.-

La sociedad del conocimiento, la sociedad de la información, las sociedad de los datos…, muchas son las acepciones que suelen acompañar al término ” sociedad”. Según Wikipedia Sociedad (del latín societas) es un concepto polisémico, que designa a un tipo particular de agrupación de individuos que se produce tanto entre los humanos (sociedad humana -o sociedades humanas, en plural-) como entre algunos animales (sociedades animales). En ambos casos, la relación que se establece entre los individuos supera la manera de transmisión genética e implica cierto grado de comunicación y cooperación, que en un nivel superior (cuando se produce la persistencia y transmisión generacional de conocimientos y comportamientos por el aprendizaje) puede calificarse como cultura.

Ésta definición polisémica de la palabra sociedad,  nos permite incorporarla a muchas de nuestras actividades profesionales y de nuestra vida, y por lo tanto por qué no, es evidente que nos encontramos ante una Sociedad Inteligente, cuando queremos hablar de ciudadanos, ciudades, tecnología, y en definitiva de ciudades inteligentes.DE UNA #SMARTCITY A UNA #SMARTSOCIETY.#PROSUMICITIZENS Y #PROSUMICITIES, EL LIDERAZGO EN UNA #CIUDADINTELIGENTE.#CIUDADESDIGITALES).

Con ésto no quiero dejar de lado y no será incompatible desde mi visión, el concepto de sociedad sostenible, aunque sea necesario recordar la triple dimensión  o la cuarta y la quinta, como la cultural y la tecnológica, dónde las ciudades sostenibles e inteligentes, son mucho más que ciudades verdes inteligentes. La sostenibilidad ya no sólo es hablar de medio ambiente.  Ser sostenible es una manera de hacer las cosas y una ciudad sostenible debe estar concienciada para introducir este término en todos sus ámbitos. “Al fin y al cabo es un compromiso ético que permite asegurar que las generaciones futuras tengan la misma calidad de vida y oportunidades que las actuales”, según palabras de José Bolaños, responsable corporativo de Prevención de Riesgos Laborales de Siemens España.

1.- La conexión ciudadana en un sociedad hiperconectada.

Mucho he comentado y posiblemente expuesto sobre un concepto que me fascina, la sociedad hiperconectada.  Si rescatamos en España la fecha del 15 de febrero de 2013, en el cual el Gobierno aprobó la Agenda Digital como “marco de referencia para establecer una hoja de ruta en materia de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (TIC) y de administración electrónica, dónde se establece la estrategia de para alcanzar los objetivos de la Agenda Digital para Europa; maximizando el impacto de las políticas públicas en TIC para mejorar la productividad y la competitividad; y transformar así y modernizar la economía y sociedad  mediante un uso eficaz e intensivo de las TIC por la ciudadanía, empresas y Administraciones”, está claro que busca favorecer a la sociedad hiperconectada y su diseño.

Definir objetivos a alcanzar y sus indicadores asociados, así como las líneas de actuación que se deben desarrollar para conseguirlos para crucial para cualquier actividad, e igualmente cuando hablamos de ciudad y ciudadanos. Las líneas de actuación que  se desarrollan deben ser evaluadas, y los objetivos a los que dichas actuaciones respondan, precisarán a su vez de indicadores en esta materia.

La aplicación sistematizada de las TIC al gobierno de los territorios, ciudades o comunidades deriva en ciudades inteligentes, las cuales son gestionadas con criterios de sostenibilidad (consumo eficiente y controlado de recursos), calidad de vida e innovación, en los respectivos ámbitos medioambiental, social y económico y tecnológico. Todo ello se produce en un contexto de generación y disponibilidad de cantidades ingentes de datos (big data), procesados y analizados, de conectividad y de ubicuidad, de la Internet de las cosas y de la Internet of everything (personas, procesos, datos y cosas), así como en un contexto de concentración o de desconcentración de población.

Las distintas ciudades han ido, en el pasado más reciente, implementando soluciones inteligentes en la gestión de la prestación de algunos de sus servicios públicos de forma diferente. Todo ello presenta actualmente variables, que partiendo de esa realidad y de la información que de ella pueda extraerse, permite sistematizar distintas tipologías de ciudades y servicios inteligentes, tantas como modelos y necesidades que los ciudadanos que la configuran, desde su participación y la demanda de servicios que realicen.

Es posible sistematizar distintas tipologías de ciudades y servicios inteligentes, tantas como modelos y necesidades que los ciudadanos que la configuran, desde su participación y la demanda de servicios que realicen.

Post 2013-08-17 (2)

2.- ¿ Pero como conectamos a los ciudadanos?. Conectando Ciudadanos Inteligentes.

Según el informe de 25 ciudades españolas sostenibles, la ciudad que lidera el ranking de las ciudades más sostenibles es Madrid, mientras que Málaga, Victoria-Gasteiz, Palma de Mallorca y Zaragoza lideran algunos apartados del estudio. El porcentaje de población que se desplaza al trabajo en un medio diferente al automóvil es fundamental a la hora de invertir en movilidad en una ciudad.

 Concretamente, Barcelona ocupa el cuarto lugar en el ranking con un 69,4% de población que se mueve en transporte público, destacando así en movilidad y emisiones de CO2. Esto se debe, en gran medida, a políticas que favorecen el transporte público y que han calado fuertemente en la mentalidad de los ciudadanos. Con una vanguardista red destaca la línea 9 de metro, con 50 estaciones en 49 kilómetros, en la que todas las decisiones y movimientos se realizan por comunicación a través del sistema de control Communication Based Train Control.

Pongo éste ejemplo, quizás futurista, pero que cala en la mentalidad de los ciudadanos, porque me sirve de ejemplo para aseverar que la verdadera medición y el primer reto, es cómo conectar con el ciudadano, y lo que es más importante, cómo conseguimos medir la satisfacción e implicación del ciudadana. Conectando ciudadanos inteligentes, es un proceso transversal que debe ir más allá de la creación de una necesaria plataforma de gestión de la ciudad, como FI-WARESOFIA o SMART ZONE, y el posterior desarrollo de verticales. Generar un proceso de participación urbana es el reto y para ello planteo la necesidad de generar procesos de transferencia entre lo público,  lo privado  y con la participación ciudadana. Esta propuesta buscará dar respuesta a la demanda ciudadana y a la mejora económica, que solicita que se dinamice e implique a la sociedad civil y sector privado junto a la sector público, a las iniciativas planteadas.

Para ello planteo, la necesidad de crear en paralelo un modelo de gestión, “Plataforma Conectando Ciudadanos”, solución que complementaría o daría continuidad a la planificación estratégica necesaria y que daría sentido a la planificación tecnológica y  su posterior gestión. En este sentido, los objetivos específicos y complementarios a la gestión de datos y necesidades de la ciudad a desarrollar, serían los siguientes:

  • Puesta en común de los conocimientos y expertise de las administraciones, empresas y agentes de innovación y ciudadanos, a través de Encuentros y Reuniones bilaterales.
  • Impulso a la generación de proyectos colaborativos innovadores que mejoren la competividad de la ciudad, ciudadanos y sectores afectados. Especialmente con incidencia en turismo , movilidad, reutilización de datos y eficiencia energética
  • Facilitar a las empresas y organismos participantes la colaboración, ayudando en la estructuración de los datos.
  • Apoyo en la Identificación de Partners y de potenciales socios estratégicos en cada proyecto.
  • Análisis de viabilidad y posicionamiento de una Plataforma de Negocios conjunta para las empresas, incluyendo una propuesta de acciones iniciales a desarrollar.

A partir de la Matriz de Oportunidades de colaboración resultante (necesidades ciudadanas, tecnológicas y de negocios), se podrían realizar jornadas y encuentros con los siguientes hitos:

  1. Organización de Grupos de Trabajo temáticos, estructurados por oportunidad de negocio y área tecnológica de interés.
  2. Organización de encuentros entre ciudadanos, empresas y/o agentes de innovación, con objeto de analizar las posibilidades concretas de colaboración y de desarrollo de proyectos conjuntos (características, condiciones previas, trazabilidad, socios potenciales, agentes innovadores y/o empresas).

En definitiva, plantear un buen fin de las iniciativas planteadas por la ciudad, generando el impacto adecuado y pueda convertirse en ideas de servicios o proyectos y colaboraciones surgidas del partnering, tanto a nivel de aspectos traslacionales y de gestión de la investigación, que permitaría clasificar las ideas, proyectos y/o resultados y establecer una “ruta de asesoramiento” para cada uno de ellos.

Este instrumento de colaboración e innovación abierta podría ser útil, para el desarrollo iniciativas, que  deben ser definidas y definidas con los siguientes hitos:

  • Análisis permanente y selección de ideas y proyectos,mediante un proceso de innovación abierta.
  • Definición y organización de perfiles y  equipo de trabajo implicado y metodología de trabajo.
  • Identificación de proyectos, ideas  y/o resultados.
  • Evaluación y clasificación de las ideas, proyectos y /o resultados: Cada proyecto será analizado, y en función de su carácter preferentemente ciudadano, tecnológico o comercial,  incluyendo las necesidades para desarrollar el mismo, y, según el caso, una valoración tecnológica y/o de mercado potencial.
  • Ruta de seguimiento de cada idea o de cada proyecto: se establecerá conjuntamente por los expertos y el /los promotores de cada proyecto, identificando los pasos a dar y calendario.

Esquema Ecosistema2

CONCLUSIÓN.

Hay que creer y crear un proceso que aterrice las ideas, provoque el desarrollo, genere mejoras ciudadanas y potencie la economía, a partir de las hiperconexión de “las cosas”, la reutilización de los datos o la interconexión entre máquinas.

En definitiva, planteo un proceso metodológico que potencie el ecosistema de innovación en la ciudad, que busque la continuidad de un proceso holístico y tecnológico,con el fin de buscar ideas concretas que se inserten en la ciudad y en el territorio en base a las necesidades de ciudadanos, empresas, ect.. , pero que no conviertan el proceso smartcity de la ciudad, en una aceleradora de empresas en torno a proyectos tecnológicos, ni que sirva de excusa sólo, para la mejora tecnológica de la gestión pública. Hay que creer y crear un proceso que aterrice las ideas, provoque el desarrollo, genere mejoras ciudadanas y potencie la economía, a partir de las hiperconexión de “las cosas”, la reutilización de los datos o la interconexión entre máquinas, favoreciendo el proceso de inteligencia, con una CONEXIÓN DE CIUDADANOS INTELIGENTES, en el proceso de generación de ciudades digitales, sostenibles e inteligentes.

Sobre el autor: Francisco Morcillo. Consultor, Director Gerente de MB3 GESTION. Entusiasta de Innovación+Tecnología+Gestión, en territorios, ciudades y gestión de servicios y edificios. @fmorcillo

Referencias:

1.Estudio ’25 ciudades españolas sostenibles’, realizado por KPMG y patrocinado por Siemens, que os animamos a consultar aquí.
2. Agenda Digital para España
3.Metodología Smart City Innovation Hub, desarrollada por @fmorcillo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s