#Innovación abierta en la ciudad. Porqué una #SmartCity para los ciudadanos.

Francisco Morcillo. Consultor, Experto en Innovación Territorial y Blogger . Entusiasta de Innovación+Tecnología+Gestión, para la innovación empresarial y territorial. Autor del blog; 2TI #smartcity= Territorio+Tecnología+Inteligencia+Innovación 

¿Te animas a seguirme en twitter?: @fmorcillo

Mi perfil más completo: Francisco Morcillo

 “#Innovación abierta en la ciudad. Porqué una #SmartCity para los ciudadanos”

La innovación  ha pasado a formar parte de todas las capas de las sociedad. Nuestros hábitos diarios se modifican cada día, bien por incorporación de innovaciones tecnológicas o bien porque hay nuevas formas de entender la sociedad, la empresa busca en la innovación más allá del I+D estrategias para adaptarse al mercado, y las Administraciones Públicas cada vez con más frecuencia, han introducido en su vocabulario y en  su hoja de ruta a la  palabra innovación.

Si hablamos de innovación y de ciudades, dentro del amplio concepto de “ciudades inteligentes”, parece obligado establecer una línea de trabajo basado en procesos de innovación abierta, pues está demostrado según el informe de AT Kearny, que la innovación abierta permite a las organizaciones reducir los costes en los procesos de innovación provocando la aceleración de la innovación y el desarrollo de nuevos servicios, incrementando los beneficios y aumentando la creatividad de la misma. Pero para ello es necesario el cambio de la cultura organizacional, ya que un sistema de innovación abierto, debe huir de “reinventar exclusivamente” y si utilizar el conocimiento disponible.

Hace unos días analizando el documento de trabajo PNE 178104 del Comité de Normalización de Ciudades Inteligentes de España  que trata sobre “Infraestructuras, sistemas integrales de gestión de la ciudad”, en el capítulo 3 que define los objetivos, leía que unos de ellos es fomentar la innovación y con ello favorecer el desarrollo de nuevos negocios e ideas locales, entre otros interesantes objetivos. Será aquí donde centraré mi reflexión.

En el desarrollo de estrategias de ciudades inteligentes  o smart cities, hemos pasado por planes estratégicos, planes directores de innovación, y por supuesto se continúa con el desarrollo de plataformas de gestión de ciudad, pero va llegando el turno de entrar en acción. Desde mi punto de vista, la innovación abierta como cualquier otra paradigma, debe concretarse en algo más que ideas, es decir en herramientas y prácticas. Leyendo J. Enkel en el que indica ciertas guias para la innovación abierta en las organizaciones, él destaca algunas prácticas que deben permitir a las organizaciones (ciudad en nuestro caso) para generar un proceso de innovación abierto y que impacte en la cultura del cambio. Y lo que es más importante, en paralelo es necesario que se diseñen un conjunto de indicadores que permitan visualizar de forma estadística las innovación aplicada. Por ello la innovación en la ciudad será tecnología, claro que sí, pero también debe incluirse un conjunto de medidas que posibiliten la transformación.

1.- ¿ QUÉ NOS PERMITE ESTE CAMBIO?

Si los municipios y las entidades locales son los principales centros de desarollo económico, social y cultural, además de ser generadores de creatividad y de innovación social, la prestación de servicios, la redefinición de los mismos y el cambio de relación con los ciudadanos, turistas, empresas y proveedores, es obligado. Si bien la Unión Europea en su documento Mapping Smart Cities in the UE, considera que una ciudad es inteligente si tiene alguna iniciativa que aborde una o más características (Smart Economy, Smart People, Smart Movility, Smart Enviroment, Smart Governance y Smart Living), parece lógico seguir con el planteamiento de que la tecnología debe mejorar la calidad de vidad de sus habitantes y asegurar el desarollo económico social, ambiental y cultura y  tender  en la búsqueda de nuevas relaciones ciudadanos.

La tecnología debe mejorar la calidad de vidad de sus habitantes y asegurar el desarollo económico social, ambiental y cultura y  tender  en la búsqueda de nuevas relaciones ciudadanos.

Y es en esto último, dónde la innovación abierta en busca del cambio cultural apoyado en la tecnología, puede provocar el cambio de modelo organizativo genérico. Precisamente entre los distintos escenarios de innovación abierta (avanzada, innovación colaborativa, innovación de usuario y crowdsourcing), parece que puede ser de gran aplicación los conceptos de innovación de usuario y el crowdsourcing, ya que el primero es una innovación colaborativa en la que la parte fundamental pueden ser los ciudadanos, usuarios de la ciudad, y en segundo lugar la democratización de las tecnologías y la difusión de internet, nos permite la aplicación de la inteligencia colectiva, tanto al mundo de los servicios, como los modelos de negocios derivados, permitiendo a cualqueir persona aportar valor.

Por dónde puede ir la inteligencia en la ciudad

2.- ALGUNAS CLAVES PARA EL DISEÑO DE PROCESO DEL CAMBIO.

Cuando hablamos de tecnología aplicada en la ciudad, con frecuencia vemos soluciones que buscan el impacto sobre la mejora productiva  de algún servicio o la eficiencia hacia los ahorros o el medio ambiente. Sin duda muchas de ellas son correctas y necesarias, pero no por ello deben ser la más efectivas desde el punto de vista del ciudadano.  Provocar un proceso de innovación abierta, debería posibilitar la implementación de acciones que desarrollen nuevas fórmulas de relación con los ciudadanos, nuevos servicios o su  rediseño, que  junto a la tecnología posibilite el empoderamiento ciudadano. Estas acciones podrían tener una orientación basadas en algunas de las siguientes líneas:

  • Provocar que puedan modificarse servicios existentes, y generar pequeños cambios. Ajustes menores de como se ofrece un servicio, su reprogramación y adoptar nuevos niveles de funcionalidad.
  • Provocar el feedback. Pocos son los servicios explotados, más allás de la típicas cuentas de correo de reclamación y respuesta por el gestor público o aplicaciones que  buscan la participación sobre incidencias en las ciudad de viario, acerados, ect.. Adoptar y permitir que los usuarios expongan sus dudas y que su vez de forma libre puedan ser recogidas por los propios gestores o desarrolladores que con más experiencias y conocimiento, permitan mejorar o incorporar nuevos servicios públicos, o público-privados. Hay muchas ideas innovadoras que seguro podrían mejorar la práctica existente.
  • Generación de contenidos a servicios existentes. Como complemento a los procesos de alfabetización para la participación, pueden crearse contenidos que de una forma participativa en la ciudad ( por ejemplo un “youtuber” local, puede grabar un video enseñando a personas mayores, como  pedir una cita clínica para su médico a través de un smartphone).
  • Otras modificaciones de interes de mayor tamaño. Centrado en involucrar a los ciudadanos en el rediseño de nuevos servicios o redefinición de concesiones públicas, para aumentar las opciones y capacidades.
  • Creación de nuevos servicios. Mediante la participación de ciudadanos de forma particular o colectiva , participando de Lab, Hackathon de Ciudad , que posibilite la participación posterior mediante plataformas habilitadas para dar el feedback adecuado. Precisamente en una intervención de hace unos días, señalaba que quizás la Ley de Bases de Régimen Local (LBRL), tiende poco a poco hacia la Ley de Bases de “Retos” Locales, para atender las nuevas necesidades de las ciudades.

Participacion Smart Social City

  • Provocar comunidades de emprendimiento orientadas a satisfacer nuevos servicios hacias los ciudadanos, tanto residentes como turistas. La innovación social en las comunidades participativas, en conexión con las lanzaderas de emprendimiento, aceleradoras de empresas y de innovadores empresariales, son ingredientes muy atractivos, para diseñar nuevas ideas, y poder testar mediante procesos de prototipado rápido y de prueba, nuevos modelos de negocios.

Pero estas nuevas necesidades que cada día parecen “casi obvias”, requiere que las estrategias locales, el uso retórico de la palabra innovación o la implementación de la tecnología, disponga de herramientas adecuadas para la participación real, buscando y posibilitando, algunos de estos planteamientos:

  1. Disponer de capacidad para compartir ideas. El uso del feedback, busca preguntas y respuestas, y posibilitar que puedan ser compartidas para escalar, incrementar y acumular las ideas. Potenciar comunidades de usuarios, on-line, presenciales, Living Labs locales, son herramientas que deben de formar obligada permitir la innovación abierta del ciudadano.Crear retos locales y resolverlos en comunidad, es una nueva forma de “diseñar los barrios de las nuevas ciudades”.
  2. Incentivos, no económicos, reconocimientos por la comunidad y retorno de la innovación. Es algo necesario en una sociedad carente de valores y poco identificada con su entorno territorial.
  3. Herramientas al alcance de todos. La innovación no sólo se imagina, hay que potenciarla. Como ejemplo, si no disponemos de acceso a la información turistica pública y no se dispone de wifi, posiblemente poco desarrolladores busquen potenciar aplicaciones público-comerciales, que faciliten la vida al ciudadano que visite la ciudad.
  4. Búsqueda de la satisfacción personal de las personas. A veces por Status, otras por placer, pero también como incentivo para la búsqueda de empleo ( pues la participación puede formar parte de su curriculum) o por qué no el incentivo monetario, el ciuadano, puede ser parte activa de la sociedad.
  5. Potenciar la inteligencia colectiva, “Crowdsourcing”, mediante el conocimiento mutuo y el enrequecimiento personal. Concursos entre las comunidades de ciudadanos, intercambios de contenidos, o colaborar por un mismo objetivo son algunas de las opciones. La nueva comunidad de voluntarios sociales, pueden ser tecnológicos y pueden ayudar a incrementar algunas de las opciones o incluiso modificarlas, colaborando con otras comunidades que tengan la necesidad y no el conocimiento tecnológico.

Innovacion abiertaCONCLUSIÓN

No sólo de tecnología vivirán las ciudades inteligentes. Los procesos de innovación en la ciudad, deben promover el cambio organizativo y cultural necesarios para el diseño del concepto de smart city. La ciudad inteligente debe incorporar la tecnología, pero no en exclusiva para mejorar el control o la optimización del gasto público, sino para incorporar con su democratización, a los ciudadanos ( residentes y turistas), y con ello propiciar la mejora de la calidad de vida, a través del diseño de nuevos servicios.

Sobre el autor: Francisco Morcillo. Consultor, Experto en Innovación Territorial, Blogger y CEO MB3 GESTION y CoFounder FIVEMINDS, Ecosistema de Innovación. Entusiasta de Innovación+Tecnología+Gestión, en territorios, ciudades y servicios para la edificación. @fmorcillo

Referencias:

1.-Innovation Management. Strategies for sucess an leadership” Joachim Ebert, Sumit Chandra, y Andreas Liedtke. AT Kearny whitepaper, 2008.

2.-Chances and riks of open innovation- The role of open source developers in commercial firms. J. Henkel 2006

3.-Informe de la Dirección General para Políticas Internas del Parlamento Europeo de Enero de 2014. Mapping Smarcities in the UE

4.-MIT Center for Collective Intelligence.

Una respuesta a “#Innovación abierta en la ciudad. Porqué una #SmartCity para los ciudadanos.

  1. Pingback: #SmartCity. Territorio, innovación, liderazgo y sobre todo personas. | 2TI #smartcity= Territorio+Tecnología+Inteligencia+Innovación·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s