Tiempos de nubes en las #smartcities. ¿Están preparadas las #ciudades, para la rebelión digital?

TIEMPO DE NUBES EN LAS #SMARCITIES. ¿ESTÁN PREPARADAS LAS CIUDADES, PARA LA REBELIÓN DIGITAL?

 

No se trata de una predicción meteorológica para un fin de semana de otoño, ni tampoco planteo una  llamada de atención insinuando que se aproximan malos tiempos para las ciudades , simplemente hablo de tendencias, tecnologías y de ciudades.

Cuando hace algunos años escuchábamos conceptos como ” la nube”, “cloud”  o “data”, estaba muy claro que se aproximaban tiempos de cambios y que nos encontrábamos ante potentes innovaciones y disrupciones tecnológicas, de dimensiones imprevisibles. Es evidente que queda mucho camino por recorrer, pero lo que si es cierto es que estamos ya ante una rebelión digital en las entidades financieras, la salud, la industria entre otros sectores y es por ello que las ciudades forma parte también de esta rebelión digital. La rebelión de las ciudades, de las #smarcities al igual que los sectores empresariales, también llegarán en forma de datos y de nube.

0.- INTRODUCCIÓN.-

La empresa consultora Gartner  a través de su vicepresidente, David Cearley, identificaba hace unos meses diez principales tendencias tecnológicas que las empresas y organizaciones no deberían ignorar en sus procesos de planificación estratégica. Citaba que no  significa que necesariamente las empresas tengan que adoptarlas e invertir estas tendencias a al mismo ritmo, pero las empresas si deberían tenerlas en cuenta si no querían perder el ritmo de la competitividad para los próximos años. En defintiva nos avanzaba y  vemos poco a poco que nos encontramos ya ante las  principales tendencias tecnológicas (que también deben ser consideradas por las ciudades en su ecosistema urbano, según mi punto de vista) .Que se deben tenerse en cuenta si se quiere subir al carro de la innovación y modernización en el sector TIC.  Las tendencias citadas fueron las siguientes:

gartner-top-2015-tech-620x3341.- Impresión 3D. Las impresoras 3D pueden alcanzar un 98% en 2015, y se duplicarán en 2016

2.- Internet de las cosas. Todos los servicios que ofrece el Big Data y los distintos Ecosistemas en los que vive la tecnología, permite usar la información en cuatro sentidos: gestión, monetización, operación y extensión.

3.- Computación ubicua. Acceso a sencillo, y adaptado a la tecnología desde distintas plataformas y en todo tipo de lugares, está cambiando el modo de vivir y de relacionarse.

4.-Analítica Avanzada. La cantidad de datos estructurados y no estructurados que se generan necesitarán el análisis constante por parte de las organizaciones interesadas. Su valor estará en las respuestas y no en los datos como tal.

5.- Sistemas ricos en contexto. La inteligencia integrada e ubicua, combinada con los análisis generalizados, impulsará el desarrollo de sistemas ágiles con una capacidad rápida de respuesta proactiva. Un solo estudio no puede responder a todas las preguntas que tiene sobre sus consumidores. La integración de información proveniente de diferentes fuentes de investigación a menudo genera nuevas perspectivas y observaciones acerca de los consumidores con los que quiere comunicarse.

6.- Máquinas inteligentes. El uso frecuente de máquinas inteligentes amplían la capacidad de la humanidad para hacer frente a situaciones complejas.

7.- Nube/Usuarios. La unión entre la nube y el usuario promoverá el crecimiento de las aplicaciones que pueden ser integradas en cualquier dispositivo. La estrategia móvil y cloud irá de la mano, la nube móvil personal, la nube de los social media, nube de negocios. La nube estará en la base de todo porque no se trata solo de reducir costes sino de dar servicios a medida. El 90% de los servicios están basados en una tarifa fija no en el pago por uso.

8.- Web-Escala de IT. El concepto de Tecnologías de la Información a escala Web evoca la imagen de los grandes centros de datos construidos a medida para hacer frente a la adopción de procesos y métodos aplicados por grandes suministradores de servicios web y cloud como Amazon, Google y Facebook.

Por tanto, el origen del término está verdaderamente arraigado en un enfoque de transformación de las TI desarrollado por dichas organizaciones para obtener una mayor agilidad frente a las limitaciones impuestas por las arquitecturas de tres niveles tradicionales.

9.- Negocios Digitales. La programación ágil de todo, desde aplicaciones a la infraestructura básica, es esencial para permitir a las organizaciones ofrecer la flexibilidad necesaria para que funcione el negocio digital. Redes, almacenamiento, centros de datos definidos por software y la seguridad están madurando hacia un modelo de pago por uso. Un verdadero cambio de tendencia, que pone en riesgo a modelos tradicionales de hardware, software y desarrollores de aplicaciones a cambios de pagos recurrentes.

10.- Seguridad y Autoprotección. La tecnología digital está generando nuevas posibilidades, nuevas formas de trabajar y de ofrecer entretenimiento, de operar y de interactuar. Estamos rodeados de identidades digitales y de datos que deben ser intercambiados a través de redes con organizaciones, personas y dispositivos.

Un auténtico cambio, nuevos tiempos y nuevos hábitos. La ciudad, al igual que la televisión avanza hacia una personalización de contenidos, también debe advertir la proactividad y la personalización de servicios ciudadanos. Las pantallas de selección de datos e información, estarán pronto con nosotros.

Tendencias

1.- ¿Están preparadas las #ciudades para la rebelión digital?

Podemos observar que las tendencias digitales apuntan a un cambio de modelo y por supuesto a cambios de hábitos empresariales y que por obligación se extenderán al ecosistema global de la ciudad. Existen dos razones muy claras para pensar en ello:

1.- En el ecosistema de la ciudad se corre el riesgo de la exclusión  y aumento de la brecha digital, según indican algunos autores. Pero no es menos cierto que nos encontramos ante una revolución tecnológica que procura ser adaptativa, tanto a nivel de servicios como orientación al consumo, para convertir estas barreras en oportunidades; empresariales, sociales y económicas.

2.- Por otro lado las Administraciones Públicas son para los ciudades y sus ciudadanos como lo son para los empleados y consumidores  las empresas, el motor del cambio, y por ello es impensable no reconducir estas tendencias en los nuevos modelos de gestión de las ciudades y los territorios. El problema básico será el económico, pero los verdaderos y reales son el miedo al cambio y la burocracia administrativa que envuelven todos los procedimientos públicos.

Las ciudades inteligentes son algo más que las tres B, ojo no hablo de Bueno, Bonito y Barato sino de otras tres “B” ( Baches_aplicación para la gestión de “baches” e incidencias_, Basuras_colocación de sensores de llenado de contenedores_ y Bombillas_gestión inteligentes del alumbrado público_) La gestión de la ciudades deben orientar su proceso a la aplicación y desarrollo  para crear “Bases para los Retos Locales”, y con ello adaptar los citados procesos a la demanda ciudadana. No tendrá sentido adaptar al ciudadano  digital a los procedimientos arcaicos y a los sistemas tradicionales de información y de datos públicos. Ojo la tendencia es real, el cambio es #elmundoqueviene, y esperar significa renunciar a la  innovación y a la realidad de las ciudades.

Por ello la rebelión digital además de ser un obligación, debe incluir procedimientos que conozcan la realidad no sólo digital de sus equipos y sistemas, sino la tendencia al cambio de los ciudadanos y en tercer lugar convertir estas tendencias en oportunidades. En definitiva establecer procedimientos cualitativos y formatos útiles, frente a procesos administrativos caros, costosos y adaptados a las capacidades de las  personas que lo gestionan y no a las personas que realmente lo deben utilizar.

Trabajar es esta linea  de datos, de negocios digitales, de computación ubicua y de analítica avanzada, es una obligación en el diseño de las ciudades. El urbanismo digital debe convertir en  información  la planimetría, pero debe dar algo más que información o geoposicionamiento y debe permitir la escalabilidad y la analítica de los procesos, orientado a la predicción y a la resiliencia. El futuro está en la personalizacion digital y mucha de la información dispuesta estará en la  nube en forma de datos, convirtiendose el conjunto, en la base de las ciudades; tanto para la toma de decisiones, como para ofrecer servicios o  para convertir el ocio en una manera diferente.

Pero para superar  de verdad brecha digital antes citada, se debe a su vez integrar servicios que posibiliten un paso hacia adelante  y favorezca la inclusión digital. La sanidad, la dependencia, la asistencia social, la educación, ayudado por la tendencias en la innovación social, tienen la oportunidad y la obligación de generar procesos que permitan cambios reales. La nube y los datos vuelven a ser importantes, no hace falta disponer de grandes aplicaciones personalizadas o un hardware potente y costoso en cada rincón, sino ofrecer conectividad como obligación social y a partir de aquí trabajar de forma continuada conociendo la demanda apoyada en retos y actividades urbanas. Hay que convertir las carencias en retos y ofrecer a la ciudad  un formato de  laboratorio participativo y social, dónde la tecnología sólo aparezca como un sustrato que ayuda a abonar el terreno y a crecer en la búsqueda de soluciones para situaciones complejas.

En definitiva, “la ciudad inteligente no es un proceso de mejora tecnológica, es un proceso de mejora ciudadana que utiliza la tecnología como medio.”

2.- Tres procesos de cambio, hacia la revolución digital.

Estamos en un momento  donde el concepto “participativo” es algo que se incluye de forma automática en el discurso del gestor público y  con ello toma valor el otro concepto ” la personalización digital del ciudadano”. Cada día están más democratizados los procesos de co-creación y co-diseño digital como formato para el desarrollo de ecosistemas  empresariales. Las ciudad debe también ofrecer este proceso de cara al crecimiento, pero también debe permitir el cambio interno y su gestión más doméstica, en definitiva, buscar nuevos retos pero también generar procesos internos de cambios. En definitiva se trata de producir una  obligada retroalimentación, de tal modo que los nuevos retos  obliguen a cambios internos, pero la mejora en la gestión interna de una ciudad propicie  nuevas posibilidades no advertidas o solicitadas inicialmente. Además y dentro de esta cultura digital, los negocios digitales señalados por Gartner,  deben potenciar algo más que una terciarización y ofrecer algo más que un servicio, deben posibilitar la personalización del consumo y permitir el pago en función del uso como medida de ahorro frente a fuertes inversiones y huyendo así de una élite digital. Generando con ello un proceso de colaboración público-privada, a partir del tratamiento de la información pública en forma de datos puesta al servicio de desarrolladores, que potencien con una analítica avanzada el dato y lo haga accesible a la demanda.

Por lo tanto planteo tres actuaciones necesarias  en el ecosistema urbano dentro de esta revolución digital:

Arbol_ecosistema_urbano

1.- Todos los planteamientos de gestión pública deben permitir el desarrollo de plataformas de participación ciudadana, digital y laboratorio urbanos presenciales. Estos no deben construirse sólo cuando se desarrolle un plan estratégico, sino que deben estar permanente en funcionamiento, ofrecer acciones y recoger información. Estos procesos deben incluirse y entenderse como una nueva forma de los procesos de participación ciudadana. Hay muchas comunidades digitales y poca atención a ellas, la partipación ciudadana debe ser algo más que la fiestas de barrio o distrito y si un proceso vivo, presencial y virtual, de mejora urbana.

Strategic Participative

2.- Crear plataformas internas de participación y mejora de procesos públicos. Que por un lado posibiliten el intraemprendimiento propiciando la recompensa y la implicación del funcionario público y a su vez tomen razón de los resultados de las plataformas de gestión participativas de la ciudad, como futuros retos administrativos.

3.- Por último, la participación de la empresas y la universidad como elementos obligados en las hélices de la innovación. Son el verdadero motor y son los que adaptan la necesidad en resultados, pues detrás del riesgo y la inversión, está el conocimiento, la prestación de servicios y con ello la mejora en el uso de la tecnología, que por supuesto también busca obtener beneficios económicos, una de las verdaderas claves de la innovación. Fomento de empresas, el emprendimiento asociado a través de competiciones, hackatones de datos, buscando la implicación de empresas multinacionales y concesionarias, ect.. debe ser una constante dentro del ecosistema de la ciudad.

CONCLUSION

En conclusión tiempo de nubes sí, pues la revolución digital ha llegado al ecosistema urbano con nubes y lluvia en forma de datos, dónde el paragüas es la tecnología que puede ayudar a ofrecer nuevos servicios públicos y nuevas oportunidades empresariales  y se le permite una personalización de su diseño,  en forma de optimización y de pago por uso. Huir de estos cuatros conceptos orientandos en la ciudad, es huir de la innovación, de la tendencia y de todos los procesos reales a los cuales nos vemos obligados por el uso intensivo de la tecnologías,  a través de dispositivos móviles, las tablets y por la democratización de la tecnología. La brecha digital para nativos digitales quizás se ayude a supererala así y la brecha digital para el resto de ciudadanos, debe acomparñarse y superarse con procesos amplios y participativos que le aporten valor y que  los convierta en algo más que, conciudadanos de la MEJOR CIUDAD BBB.

Referencias:

1.- Connected Smart Cities News

2.- How Big Data Helps Build Smart Cities

3.- Información adicional acerca de Gartner http://www.gartner.com/newsroom/id/2867917

Sobre el autor:

Francisco Morcillo. Consultor, Experto en Innovación Territorial y Blogger . Entusiasta de Innovación+Tecnología+Gestión, para la innovación empresarial y territorial. Autor del blog; 2TI #smartcity= Territorio+Tecnología+Inteligencia+Innovación 

¿Te animas a seguirme en twitter?: @fmorcillo

Mi perfil más completo: Francisco Morcillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s