#SmartCity. Territorio, innovación, liderazgo y sobre todo personas.

 

#SMART CITY. TERRITORIO, INNOVACIÓN, LIDERAZGO Y SOBRE TODO PERSONAS.

A medida que evolucione el concepto y se vayan desarrollando mas proyectos “smart city”, se corre el riesgo de aumentar la fractura social y digital-territorial, por muchos que nos afanemos en decir “el ciudadano en el centro”.

Un proyecto “smart city” debe tener en cuenta el impacto de las ideas digitales; territorial, social, innovador, con  liderazgo y…….. después el resto.

El impacto de lo digital debe cubrir los ámbitos sociales, económicos y políticos de las ciudades abordando líneas más allá de la optimización del gasto o la mejoras de los servicios. Algunas de las dimensiones que deben tenerse en cuenta son las siguientes:

Impacto de lo digital

En definitiva, no es posible hablar de innovación territorial, sino tenemos en cuenta al “territorio efectivo y real”  y el impacto que sobre él pueda tener la tecnología, lo abordamos a continuación.

0.-ANTECEDENTES

Ya estamos en 2016 y mucho se ha escrito (y se seguirá escribiendo) sobre el concepto #smartcity. Durante el mes de Noviembre y Diciembre de 2015, tuve la suerte de visitar varios países de Latinoamérica, pudiendo contrastar el concepto y el punto de vista, con varios expertos de varios países. Llegaba una conclusión clara: un proyecto smart city debe ser territorial social, innovador, debe existir liderazgo y después el resto.

En este último mes hemos podido consultar dos interesantes estudios en España. Por un lado el “Estudio y Guía Metodológica sobre Ciudades Inteligentes, publicado en noviembre de 2015 dirigido y coordinado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y Sociedad de la Información de España (En adelante ONTSI) y elaborado por DELOITTE CONSULTING. Por otro lado el estudio desarrollado por el Centro de Innovación del Sector Público de PWC e IE Bussines School para Telefónica “Smart City, la transformación digital de la ciudad”. Dos extensos documentos  que aborda de manera muy concisa la evolución del concepto, su impacto, su metodología para el desarrollo, puntos de vistas por ámbitos concretos y sobre todo el estado del arte para su implementación.

De ambos documentos y de la evolución global de concepto, centro mi atención en la parte más social y territorial. Me resulta a estas alturas muy complicado afirmar, que la transformación de las ciudades pueda ser estanca y limitada a ámbitos territoriales concretos que dispongan de un determinado número de habitantes, sin mirar a su entorno más cercano. Tampoco podemos seguir implementando casos de éxitos al uso, pues cada ciudad es un laboratorio en sí mismo. Me quedo con la reseña del estudio  “Smart City la transformación digital de la ciudad” y en concreto la percepción de la ciudadanía” de PWC y IE Bussines Scholl, “……..el concepto de smart city es conocido para la ciudadanía pero está lejos de considerarse una realidad en el impacto. Los ciudadanos asocian el concepto con la tecnología al servicio de la mejora de la calidad de vida y la mejora de los servicios públicos, y son las Administraciones, la que según la ciudadanía, deberían liderar el esfuerzo, con la participación de ciudadanos y empresas”

Desde mi punto de vista, se debe abordar el problema, y los ciudadanos deben percibir la mejora de la calidad de vida, gracias a la transformación real de los servicios públicos y ofreciendo nuevas opciones a los ciudadanos, y las Administraciones deberían liderar el esfuerzo, con la participación de ciudadanos y empresas, mediante el diseño de ecosistemas y laboratorios reales, que permitan el cambio y co-diseño de los servicios.

Inclusión teórica

1.- MIRANDO AL PASADO.

Si volvemos al año 2010, Europa se planteó la necesidad de enfrentarse a una transformación general, tanto económica como social, provocada en gran parte por la crisis económica. Por este motivo, publicó la Estrategia Europa 2020 que buscaba disponer de una visión de la economía social de mercado de Europa para el siglo XXI enfocada hacia tres prioridades. En primer lugar, plantea una economía basada en el conocimiento y la innovación, en segundo lugar, una economía que haga un uso más eficaz de los recursos, que sea más verde y competitiva, y por último, una economía con alto nivel de empleo que tenga cohesión social y territorial.

Estas tres prioridades de crecimiento se representan en unos objetivos concretos y, para alcanzarlos, la Comisión Europea propuso siete iniciativas emblemáticas que permitiesen catalizar los avances en cada uno de los ámbitos destacados. Entre dichas iniciativas, la Agenda Digital para Europa, es el marco estratégico en materia de Sociedad y Economía del Conocimiento, y que busca avanzar hacia un uso intensivo de las TIC como factor integrador de los ciudadanos y competitivo para las empresas.

Ya bajando a lo concreto y en línea con la Agenda Digital para Europa, se aprobó en febrero de 2013 la Agenda Digital para España, concebida como una estrategia del Gobierno para desarrollar la economía y la sociedad digital en España durante el periodo 2013-2015. En este entorno, la Agenda Digital para España reconoce a las Ciudades Inteligentes un importante papel incorporando el Plan Nacional de Ciudades Inteligentes entre los planes específicos elaborados para el desarrollo óptimo de ésta.

Para alcanzar los objetivos planteados de aumentar la aportación de las TIC al PIB del sector industrial se planteo; mejorar la eficacia y eficiencia de los servicios públicos; avanzar en la gobernanza de las entidades locales; e impulsar la estandarización, regulación y normativa en relación con las Ciudades Inteligentes, el Plan Nacional de las Ciudades Inteligentes propone una batería de actuaciones estructuradas en cinco ejes. El primero de ellos, propone “facilitar a las ciudades el proceso de transformación hacia una Ciudad Inteligente”, e incluye la realización del Libro Blanco en materia de Ciudades Inteligentes, con el fin de identificar y cuantificar el conjunto de problemas públicos a resolver, la tipología de intervenciones necesarias y su métrica, así como los instrumentos regulatorios y de planificación que se requieren para su implementación.

Está claro y es innegable que el concepto smart city está de moda, y que es una temática de actualidad que tiene que ver con la implementación de la tecnología y con las nuevas tendencias de los ciudadanos. Pero su evolución también lo debe ser en clave territorial, no sólo situarlo en el ámbito de grandes urbes y megápolis, sino acercarlos a otros ámbitos más reducidos, afrontando mejoras, nuevos modelos que favorezcan la calidad de vida de los ciudadanos y afrontando con innovación y la tecnología los retos sociales.

Realizar un proceso de sensibilización en el territorio, y acercar el concepto a ámbitos más rurales, descentralizados y desagregados, es una apuesta real por la innovación territorial. Implementando  soluciones que además de mejorar la citada calidad de vida, puedan generar mejoras en los servicios públicos y en el emprendimiento, y sobre todo crear oportunidades empresariales del ámbito privado.

En este sentido, en España se ha realizado una primera aproximación y una reflexión sobre los municipios que tienen menos de 20.000 habitantes (representan aproximadamente el 95% del censo estatal de municipios, según el INE 2014) ya que pueden ser los que cuentan con unas dificultades especiales a la hora de poner en marcha proyectos para el desarrollo Smart de la localidad.

Dichas dificultades abarcan desde las complicaciones económicas que supone poner en marcha este tipo de proyecto, hasta la limitación en cuanto a los potenciales beneficiarios de los mismos.

El Estudio y la Guía para Ciudades Inteligentes puesto en marcha por la ONTSI, planteaba como una forma de paliar estas dificultades realizar una agrupación de municipios de similares características, de manera que puedan desarrollar proyectos de forma conjunta disminuyendo así el coste para el municipio de los mismos y aumentando las personas beneficiadas. Planteaba tener en cuenta las distintas características de éstos, entre las que se encuentran las siguientes:

•Edad media de la población
•Densidad de población
•Nivel formativo medio
•Distribución por sexo de la población.aracterístic socio-demográficas
•Sector principal de actividad
•Renta por habitante/declarante

Y sobre ellos señaló una serie de características más relevantes para una posible agrupación de municipios, las siguientes:

•Urbano
•Rural
•Fronterizo
•Costero
•Insular
•Zona de montaña

El debate está abierto, las características pueden ser éstas u otras, pero la necesidad de plantear situaciones similares y agruparlas, es una obligación. La inclusión teórica y tecnológica, pasa por; conocer, disponer de medios adecuados, fijar metas concretas y medibles y aprovechar la conectividad móvil, para sociabilizar la tecnología.

Inclusión teórica II

2.- OBJETIVOS: IMPACTO TERRITORIAL SOCIAL E INTELIGENTE.

Pero continuando con el aspecto social y territorial, si hablamos de ciudades medias, podemos estar hablando de cualquier otra tipología de ciudades, que en la comparativa con el estudio anteriormente analizado del caso de España, se asemeje al de las ciudades de 20.000 habitantes, que se menciona. El concepto Smart City está evolucionando bien en ciudades con un número elevado de habitantes, con masa crítica adecuada y con la posibilidad de generar de una formar rápida datos y modelos de negocios asociados, pero ¿ qué pasará en el resto?.

Si nos hacemos eco del artículo publicado el 14 de Marzo de 2014 por Tribuna de Josep Roig, Secretario General de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos, para el especial de la Revista Ciudades Sostenibles sobre Cities – , éste citaba lo siguiente:

“Al día de hoy, sería imposible hacer un análisis de fondo del fenómeno urbano sin tener en cuenta el papel de las ciudades intermedias, definiendo con este concepto ciudades con menos de 1 millón de habitantes y que en la actualidad recogen, tanto en el ámbito local como en el regional, a más del 50% de la población urbana”.

Las ciudades intermedias son urbes que crean puentes de conexión importantes entre zonas rurales y urbanas, siendo para la población rural la oportunidad de acceder a instalaciones básicas (como escuelas, hospitales, administración, mercados) y también servicios (como el empleo, la electricidad, los servicios de tecnología, transporte). Al tener esta posición intermedia, también constituyen, para la mayoría de los ciudadanos, un foco de transición para salir de la pobreza rural. Además, las relaciones que crean con las grandes urbes les permiten complementarse entre ciudades y funcionar como un sistema de ciudades.

Por ello y de una forma estratégica, planteo una serie líneas y directrices del concepto Smart en el ámbito territorial, bajo una propuesta de actividades orientadas al desarrollo e impulso de la tecnología y la innovación abierta, con el propósito de diseñar un modelo territorial sostenible basado en el uso intensivo de las nuevas tecnologías,en el diseño de prioridades y los espacios para la experimentación.

Estrategias Urbanas

Asumir la innovación abierta utilizando las “smart cities” como un elemento clave para la mejora de la competitividad de su economía, puede ser el reto. En los últimos años se ha diseñado una estrategia de planificación  y se ha convertido en un referente en la consecución de objetivos parciales y sobre todo, de atracción de fondos estratégicos nacionales e internacionales, propiendo la opción de sinergias, que perduren, tanto con socios nacionales, como europeos o iberoamericanos, ¿pero nos quedamos sólo en eso? ¿cómo se desarrollorá la innovación abierta? ¿cuál es el ámbito territorial adecuado?.

Parece por lo tanto inteligente,  que la apuesta territorial  enfoque y potencie con un uso intensivo en TIC el desarrollo de su estrategia para  ámbitos geográficos más extensos, poniendo en valor nuevamente la idea de sinergias entre municipios. Y además gracias a la tecnología, reorientar  y crear servicios, fomentar la participación, mejorar la competitivad conjunta de de los territorios y convertirlos en generadores de oportunidades, con perspectiva de desarrollo de la nueva economía, fundamentadas en la triple hélice.

La convicción de apostar por la innovación y el uso de las nuevas tecnologías como elementos imprescindibles para alcanzar un nuevo modelo productivo que permita la creación de oportunidades de generación de empleo y de actividad económica, llevan a la citada opción a participar en proyectos innovadores interrelacionados con la experiencia Smart City. Proyectos como el despliegue de la conectividad o similar, o el desarrollo de verticales puede permitir la construcción de servicios innovadores para los futuros territorios inteligentes. Buscando nuevos servicios avanzados al ciudadano en el entorno; medioambiental, educación, salud, el turismo o el comercio y sus afecciones con otras áreas sobre la gestión inteligente de los datos o de la energía.

Pero no perdamos de vista que dentro  de este contexto de múltiples agentes y procesos de gestión, el elemento clave a considerar en el desarrollo de una Smart City es la capacidad de obtener y compartir información y saber con quién. Para tomar decisiones y desarrollar cuadros de mandos que permitan repartir la responsabilidad entre los diferentes agentes y procesos involucrados  y con impacto efectivo en el territorio. Definir unos indicadores reales y que sean útiles a los ciudadanos es el objetivo.

Los indicadores_SmartCity

Por ello y sobre estos conceptos, planteo la reflexión de CINCO LÍNEAS ESTRATÉGICAS Smart City para el territorio extendido local o supralocal:

1.- Impacto territorial y determinación de condiciones homogéneas.
Realizar un proceso de reflexión local, significa conocer la dimensión y su ámbito de influencia. Parece no que tiene lógica, que una ciudad “inteligente”, se aborde exclusivamente desde su ámbito geopolítico y su censo de habitantes, de forma obligada las ciudades deberían considerar las ciudades y pueblos limítrofes que conviven cada día con ella.
Es curioso que se aborde al turista como ciudadano que de alguna forma convive con la ciudad y que tenga cabida en las verticales de Turismo, para generar contenidos a las plataformas horizontales y en cambio,  no se considere a los ciudadanos que diariamente se acercan a la ciudad a comprar o a trabajar y que residen en ciudades limítrofes.
Por lo tanto las ciudades de mayor dimensión no deben mirar sólo a su ámbito urbano, si no a las pequeños municipios de su ámbito periurbano. En el caso de no existir un municipio que realizaba esta faceta “tractora”, abordar la agrupación de municipios desde la especialización en virtud de sus características homogéneas.

2.-Eficiencia y Calidad de Vida
Desarrollo obligado y plantear de forma objetiva y participativa cuales deben ser los nuevos de servicios inteligentes que generen eficiencias en los procesos de los territorios aportando no sólo la reducción de costes. Así si se pretende una mayor calidad de vida para los ciudadanos mediante el uso de dichos servicios inteligentes de valor a través de la tecnología, no debemos quedarnos en “la mejora informática de los servicios públicos”, se deben plantear nuevos e innovadores servicios.

3.-Gobierno de los territorios.
Mejora en la gobernanza de las ciudades, en clave territorial y sólo local, en base a la disponibilidad de información transversal que facilita la toma de decisiones de gobierno. Para ello realizar una búsqueda de cuadro de mandos, con indicadores eficientes que posibilite la mejora de la gestión pública del entorno, desarrollando nuevos servicios comunes, más allá del agua, residuos urbanos o electricidad, como podrían ser la teleasistencia, la formación, ect…

4.- Sostenibilidad y Calidad de Vida.
Mejora global de la sostenibilidad medioambiental y los indicies mediante el uso eficiente de los recursos y la reducción de emisiones, midiendo el impacto no sólo de las ciudades, sino de sus ámbitos de influencia. Medimos el transporte urbano, la movilidad dentro de la ciudad y no medimos el número de vehículos que entran y salen a trabajar cada día de una ciudad desde municipios cercanos.

5.-Competitividad Económica.
Diseñar estrategias comunes para el impulso de la economía del conocimiento y consolidación del talento local extendido. Además, permitir la innovación en nuevos negocios al sector medioambiente, comercio, turístico y cultural dentro de la especialización territorial y homogeneización digital del territorio.

CONCLUSIÓN

Debemos orientar el diseño de las estrategias, basadas en la descentralización de las decisiones, localizando proyectos con enfoques colaborativos, beneficios basados en la vecindad y la convivencia y que provoque; el cambio social, la cultura colectiva, el diseño compartido y permita construir ámbitos territoriales competitivos tanto desde el punto de vista social, económico y sostenible. Es el momento de trabajar en ecosistemas que permitan considerar su vínculos extrínsecos, como la salud, el medioambiente, la prosperidad y el desarrollo económico, la resiliencia de los municipios y afrontar los nuevos “derechos urbanos”.

Referencias
1.- Estudio y Guía Metodológica sobre ciudades inteligentes http://www.ontsi.red.es/ontsi/es/estudios-informes/estudio-y-gu%C3%AD-metodol%C3%B3gica-sobre-ciudades-inteligentes
2.- Smart Cities la Transformación Digital de las Ciudades. https://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&ved=0ahUKEwi6-4HO-Z_KAhUDTBQKHcFwBA0QFggdMAA&url=https%3A%2F%2Fm2m.telefonica.com%2Flibroblanco-smart-cities%2Fmedia%2Flibro-blanco-smart-cities-esp-2015.pdf&usg=AFQjCNF0ZB5BPOkaBiAV_npownhvsPOLoQ&cad=rja
3.- Estrategia Europa 2020. http://ec.europa.eu/europe2020/index_es.htm
4.-.- Digital Agenda For Europe https://ec.europa.eu/digital-agenda/en
5.-.- Agenda Digital para España. http://www.agendadigital.gob.es/Paginas/Index.aspx
6.-.- Plan Nacional de Ciudades Inteligentes, España. http://www.agendadigital.gob.es/planes-actuaciones/Paginas/plan-nacional-ciudades-inteligentes.aspx

Sobre el autor:

Francisco Morcillo. Consultor, Experto en Innovación Territorial y Blogger . Entusiasta de Innovación+Tecnología+Gestión, para la innovación empresarial y territorial. Autor del blog; 2TI #smartcity= Territorio+Tecnología+Inteligencia+Innovación 

¿Te animas a seguirme en twitter?: @fmorcillo

Mi perfil más completo: Francisco Morcillo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s