Ciudades PoKemon e inteligentes. 6 tendencias sobre la transformación digital de la ciudad. #SmartCities

CIUDADES POKEMON  E INTELIGENTES. 6 TENDENCIAS SOBRE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL DE LA CIUDAD.#SmartCities

Entender la ciudad como un laboratorio urbano podría generar muchas dudas, sobre todo en su proceso de contextualización y en la puesta en valor del impacto de lo digital en la ciudad. La tecnología entendida como una herramienta al servicio de las ciudades y sus ciudadanos (donde ya no es necesario tenerla, sino tener acceso a ella), genera ansiedad en una parte de la sociedad.  Otra buena parte de ella es crítica, o bien la pone en cuarentena o se resiste a pensar en el cambio que pueda producir la tecnología, incluso se plantea que se corre el riesgo de generar una perdida masiva de empleo por la automatización de los servicios.  Por último otra parte de la sociedad, lejos de plantearse el aumento de la eficiencia y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, es temerosa y piensa que el municipio va a  conocer y disponer  de todos nosotros a través de los datos,  manejando información de nuestros hábitos.  Nadie dijo que esto fuese fácil.

Pero además si los datos están de moda, existe otro punto sensible que se nos viene a la mente: “¿realmente es posible la interoperabilidad?” Una pregunta que se repite en foros de opinión en la gestión tecnológica de las ciudades, que se une a esta otra “¿pueden las mejores prácticas de una ciudad ser exportada a otra?”. Mucho se ha hablado y muchas son las prácticas puestas en común,  y la reflexión es; ¿dispondremos pronto de resultados  reales más allá de pilotos?

Ante todas estas dudas, lo que es cada vez más evidente es que las tecnologías en tiempo real van a definir la próxima década. El software (en lugar de hardware) que aportará mejoras a la ciudad, va a transformar nuestra forma de trabajar, jugar y vivir en nuestros entornos físicos y tendrán un efecto multiplicador en nuestros entornos urbanos.

img_1718

Con estas premisas vamos a analizar de forma breve seis tendencias que nos aproximan a las nuevas fórmulas que orientan los modelos de negocios y la mejora de la calida de vida del ciudadano. Pasamos a detallarlas:

1.- El dato urbano, el big data y su impacto en la transformación de la ciudad.

Lejos queda, pensar que el  concepto “Smart City como filosofía”  es una externalización masiva de la gestión de una ciudad y que es una implementación de tecnología en exclusiva, liderada por las grandes compañías. Aunque el modelo pueda parecer similar, en estos últimos años se ha modificado el planteamiento, más orientado ya a la captación, participación ciudadana y puesta en valor del dato urbano, que a una mera sensorización de la ciudad.

Algunas  compañías como IBM con su plataforma POEM,  ha entendido que hay que compartir  información y poner el software al servicio de los ciudadanos. En la presentación que realizaron el pasado mes de Julio y que tuve la oportunidad de asistir, lanzaron un conjunto de soluciones para optimizar la gestión de las ciudades de forma fácil y flexible bajo un contrato único de pago por uso. Democratizando así el acceso para todas las ciudades, grandes o pequeñas, a tecnologías disruptivas como la nube, la analítica de datos, movilidad, seguridad y medios sociales.

Lo definían como una solución de negocio adaptada a las necesidades de los servicios públicos y que requiere de una mínima configuración para su puesta en marcha. Lo tratan como un ecosistema abierto a sistemas de terceros, proporcionando servicios en la nube con los más altos estándares de seguridad. Además pretenden ayudar a las administraciones a simplificar procesos, ahorrar costes y, en definitiva, dar un mejor servicio al ciudadano.

IBM,Telefónica, INDRA, SICE, Wonderware, Abertis Telecom, ect…, van adaptando sus modelos de gestión, transformando los datos en conocimiento  a través de las  nuevas tecnologías, poniendo a  disposición de los gestores una visión sobre las necesidades y tendencias del  sistema urbano. Esta nueva forma de entender la ciudad y con la participación activa del ciudadano nos visibiliza una nueva forma en cuanto a la gestión y planificación urbana. Ya hay ejemplos en diversas ciudades y macrorregiones que apuntan en esta dirección, y los que hoy es presentado como un caso de innovación, pasarán a conformar parte de los procesos cotidianos en unos años.

Interconnected data flows and downloading streams superimposed over a virtual electronic gridscape of New York City

Interconnected data flows and downloading streams superimposed over a virtual electronic gridscape of New York City

La ola de transformación digital que están viviendo numerosos sectores de actividad privada (comunicaciones, industria musical, del alojamiento, del transporte, de las finanzas, etc.) acabará también acaparando todas las capas de la gestión urbana. En la medida en la que los gestores y la propia ciudadanía, estarán cada vez más familiarizados con la lectura y toma de decisiones basadas en la evolución de los parámetros de eficiencia, calidad de vida y prosperidad. Según la demanda se diseñarán servicios adaptados a su realidad, de una forma cada vez más fluida y con menos elementos de fricción con su entorno.

Nos enfrentamos a una nueva forma de gestionar la infraestructura física de la ciudad y la sociedad. Imagínense que podamos cambiar la arquitectura de una ciudad sobre la marcha, o hacer cierta información personal visible para los diferentes círculos urbanos,  todo un reto.

2.- La ciudades Pokemon. La gamificación de la ciudad como fuente de datos.

Es precisamente la ubicación del usuario y la integración con su entorno la que logra ofrecer una de las mayores singularidades del juego. Ahí entra en juego el algoritmo de la aplicación, encargada de repartir los diferentes Pokemon por todos los rincones del mundo. Para ello, los creadores del juego crearon un sistema que cruza millones de datos referentes al clima, la vegetación, el tipo de suelo y el entorno del jugador con su posición.  “Estos algoritmos, con el tiempo, abrirán una nueva era en los videojuegos”, afirma Enrique Morales, coordinador del Grado de Desarrollo de Productos Interactivos de U-tad, el Centro de Tecnología y Arte Digital, que hace referencia a los algoritmos que reaccionan automáticamente, sin un esquema previo, a las decisiones del jugador creando escenarios, diálogos, mundos, personajes, etc.

“Los algoritmos cambiarán el árbol de toma de decisiones y que, simplemente, no existan casi nunca dos partidas iguales”, refrenda Morales que insiste en la importancia de los conocimientos de algoritmia para la programación de videojuegos.

 ‘Pokemon Go’  gamificando la ciudad, se ha posicionado como una valiosa fuente de datos. Los tiempos medios de uso de la app se han disparado hasta superar a WhatsApp. “La propia dinámica del juego, sin notificaciones ni alertas, incita a pasar tiempo activo”, analiza Morales.

Todo esto se traduce en una serie de datos acerca de usos, rutinas, costumbres y millones de usuarios que se involucran dentro del fenómeno del Big Data. “Estos juegos van a requerir que los estudios de videojuegos cuenten con ingenieros y especialistas capaces de manejar grandes volúmenes de datos en tiempo real”, afirma Francisco Javier Soler, director académico del Área de Interactivos en U-tad.

La ciudad como elemento de transición y soporte de la actividad ciudadana, encuentra en el ocio, nuevas formas y nuevas fuentes de información, alejadas de modelos tradicionales de gestión del espacio público.

3.- La automatización y los riesgos digitales.

Trevor Dorling, director de Digital Greenwich, se mostraba muy escéptico con las críticas recibidas por el  lanzamiento de  empresas de tecnología que buscan en la automatización optimizar costes y reducir el personal. “No creo que ese sea nuestro punto de partida en absoluto”, decía. “Queremos adoptar la tecnología y mejorar los servicios, y tratar de atender la demanda en un momento de fuertes recortes en la financiación pública”.

“La población de Greenwich está creciendo rápidamente”, añade Dorling. “Esto coloca enormes presiones sobre la infraestructura y los servicios, y no hay dinero para resolver esos problemas en la forma en que tradicionalmente han sido resueltos. Una forma de servicio de transporte sin conductor puede ayudar realmente a la calidad del aire, y también mejorar la movilidad mediante la conexión de la gente a los principales nodos de transporte “.

De todos modos es fácil adivinar que los tradicionales trabajos públicos municipales podrían desaparecer. Describimos telegráficamente algunas novedades y clientes que apoyan a esta tendencia:

La ciudad francesa de Lyon puso en marcha un nuevo servicio de autobús sin conductor que muchos llaman un “primer mundo”. Estos vehículos eléctricos, equipados con equipos de alta tecnología que incluye sensores láser, la visión estéreo y GPS, puede transportar a 15 pasajeros a una velocidad máxima de 12 mph (20kph).

 Jarmo Eskelinen (Finlandia, ‎Chief Innovation & Technology Officer at Future Cities Catapult) argumenta que las futuras redes de transporte podrán reaccionar ante las situaciones de emergencia. “…. En el futuro esto va a ser automatizado para que respondan en tiempo casi real, controlando los flujos de transporte…”.

La Universidad de Leeds está liderando un proyecto de 4,2 millones de Libras para crear una flota de trabajadores-robot dedicados a la reparación que podrían detectar problemas de infraestructura antes de que sean perjudiciales.

Amelia, es un nuevo agente al servicio del cliente del Enfield Council. Ella es un “asistente personal inteligente” capaz de analizar el lenguaje natural, comprender el contexto de las conversaciones, aplicando la lógica, la resolución de problemas e incluso las emociones de detección. Está diseñado para ayudar a los residentes a localizar información y formularios de solicitud completos. Cualquier persona puede chatear con ella 24/7 a través de la página Web. Si ella no puede responder algo, que está programado para llamar a un compañero humano y aprender de la situación, lo que le permitirá hacer frente a una pregunta similar sin ayuda en el futuro.
El gobierno de Singapur, en colaboración con Microsoft, también está planeando lanzar chatbots inteligentes en varias etapas: en un primer momento van a responder a las preguntas de hechos simples del público, luego ayudar a las tareas y completar transacciones, antes de finalmente responder a las consultas personalizadas.

Carl Benedikt Frey y Michael Osborne en su texto de 2013 sobre “El futuro del empleo: grado de susceptibilidad  la automatización de los puestos de trabajo”, estimaban que el 47% de los empleos en Estados Unidos están “en riesgo” de ser automatizado en los próximos 20 años.

Otro informe de Deloitte encontró que en Londres, el 29% de los puestos de trabajo de administración y servicios de apoyo, y la friolera de 72% de las funciones de transporte y almacenamiento, están en “alto riesgo” de la automatización.

Sin embargo, hace un año  en un informe publicado Forrester, fue menos pesimista sobre las perspectivas futuras de empleo de las personas, lo que sugiere que sólo 9,1 millones de empleos en Estados Unidos se pueden automatizar en 2025.

Hay quién opina que si Google u otro gigante de la tecnología que hace consiguen con el tiempo crear una inteligencia general artificial que puede realizar con éxito cualquier tarea de un ser humano puede, las pérdidas de empleo, pondría en peligro la renta básica universal, lo que  pondría en riesgo el dinero suficiente para mantener un nivel de vida digno.

Sea como fuere a medio plazo nos vamos a encontrar con robots que facilitarán y mejorarán los servicios, pero  que necesitaran  de nuestra ayuda. La inteligencia artificial crecerá a partir de nuestra participación activas y sin dudas, hay que cosas que simplemente hacemos mucho mejor que las máquinas.

4.-La uberización de la sociedad, hay que dar respuesta.

Una de las nuevas palabras de nuestro vocabulario es la “uberización” como concepto y la aplicación a muchas otras industrias, en las que plataformas son el puente de unión entre oferta y demanda, auspiciadas por la democratización de la tecnología, dando lugar a la  rentabilización de recursos que anteriormente permanecían ociosos: sin duda, veremos muchas más cuestiones similares en el futuro.

Además de UBER en los últimos años se ha experimentado una explosión de la oferta de plataformas que van desde el alojamiento con AirBnB, plataformas de intermediación financiera, otras dedicadas a los servicios domésticos, a los servicios jurídicos, etc.

Sin duda, el éxito de estas plataformas se explica porque crean valor a los usuarios. La creación de valor se debe a una distribución de la capacidad de producción entre un número siempre importante de usuarios, lo que llamamos efectos de redes por un lado, y por el otro, la creación de valor se da por el hecho de que la plataforma logra satisfacer las demandas de los consumidores que son cada vez más sofisticadas. Las firmas que operan con los modelos de producción más tradicionales se enfrentan de manera inevitable a la elección entre cuidar a sus clientes vía un proceso costoso de personalización del producto, lo cual implica un tamaño de producción limitado, o al contrario producir a gran escala bienes o servicios más económicos por el proceso de estandarización usado pero frustrando a sus clientes por la falta de personalización.

El éxito de estas tecnologías  se basa  en la rotura de modelos clásicos de tendencia, agrupando en una misma plataforma a millones de individuos, lo que permitirá llegar a un proceso de personalización a gran escala.

5.- La modelización del empleo, startps up y ecosistemas digitales.

El siglo XXI será el siglo de las ciudades y también lo será de los datos.

El proceso global de urbanización, con más de la mitad de  la población mundial viviendo ya en ciudades, y la revolución digital, que nos está llevando a un mundo hiperconectado y a una sociedad colaborativa, hacen que el concepto de Smart City sea la confluencia de ambas megatendencias y que cobre una relevancia especial.

Este posicionamiento para el desarrollo de sus ciudades, tiene ahora la oportunidad de utilizar las ciudades como plataforma de transformación digital de la economía y la sociedad. O en otros casos, poder apalancarse en la transformación digital para superar los retos económicos y sociales que tiene por delante.

Las nuevas tecnologías permiten mejorar la calidad de vida del ciudadano y hacer más eficiente la prestación de servicios desde las administraciones públicas,  de forma sostenible medioambientalmente, pero las oportunidades van más allá. Las ciudades están llamadas a convertirse en un eje fundamental para el desarrollo de las políticas públicas en los próximos años.img_1720

Las ciudades siempre han sabido adaptarse a los  nuevos retos que demandan sus ciudadanos. Ahora es el momento de abordar y potenciar el nuevo ecosistema digital de las ciudades.

La revolución digital permite que la “Ciudad Inteligente” o “Smart City” sea el corazón de un nuevo ecosistema digital innovador y emprendedor, ampliando y convirtiendo en inteligente la información de ciudadanos y organizaciones.

Las ciudades deben proporcionar una infraestructura, una plataforma de servicios digitales, que haga posible dar un paso más allá de la prestación de los servicios a sus ciudadanos.

Así debe permitir que los servicios útiles puedan desarrollarse y prestarse por terceros, apoyados en la infraestructura digital común de ciudad, haciendo posible la creación de un ecosistema digital innovador y emprendedor.

La plataforma de ciudad debe nacer para facilitar sinergias, y asegurar la interoperabilidad con otros servicios y sistemas como transporte, energía, salud. Además debe impulsar la innovación a partir de una plataforma abierta (open platform), datos abiertos (open data), y promoviendo la ciudad como laboratorio vivo  de Internet de las Cosas (living labs) y centro de tecnología (tech hub)

Se debe fomentar una plataforma abierta de  ciudad, generando así la escala necesaria e impulsando la creación de ecosistemas, donde el desarrollo de soluciones surja no solo desde la ciudad, sino también desde organizaciones y ciudadanos.

img_1696En definitiva, existe la oportunidad de potenciar una visión compartida y asegurar el liderazgo de nuestras ciudades, empresas e industrias, desarrollando áreas de trabajo.

 6.-  IoT la conexión total. Todas las cosas, vehículos, casas y personas conectadas.

El desafío estará en la velocidad y profundidad del desarrollo del Internet de las Cosas (IoT) que exigirá a las empresas una clara estrategia de innovación para aprovechar las oportunidades de negocio y ser  competitivas en el mercado.

El Internet de las Cosas, (IoT), es la revolución que viene. Supone la revolución en el mundo de las tecnologías de la información. El día a día del ciudadano está cada vez más cerca del ‘todo conectado’ y esto abre oportunidades de negocio difíciles de cuantificar, además de tener repercusiones sociales y económicas muy importantes. “La interconexión masiva de billones de dispositivos supondrá una trasformación que impactará en todos los ámbitos de actividad sin excepción”, explicó Vicente Muñoz, responsable de IoT Global de Telefónica durante la celebración del Observatorio Oportunidades y Riesgos del Internet de las Cosas organizado por Expansión y Acccenture Strategy. Muñoz señaló que la estrategia de su compañía, en el IoT, pivota sobre tres ejes: “tener al cliente en el centro de desarrollo de todas las soluciones, fomentar ecosistemas abiertos e innovar continuamente en un entorno muy dinámico y de grandes oportunidades”.

El análisis requiere trabajar con los datos individuales y ver con ellos las capacidades reales y cómo puedan modificar; el  hábito, la sociedad, el empleo, el servicio, el conjunto de todos los datos. La velocidad y la respuesta de los procesos de negocio, análisis de datos y toda integración  debe funcionar a la misma velocidad para permitir la derecha medidas que deben tomarse en el momento adecuado. Esta es la razón por organizaciones modernas debe utilizar un sistema único y unificado para ser realmente capaz de funcionar a las velocidades necesarias para la economía digital. Esta es la esencia de el núcleo digitales, con lo que los procesos, análisis y datos en conjunto. Al aprovechar los datos de diversas fuentes y las interacciones del cliente, las empresas pueden determinar la estrategia apropiada y favorecer la atracción de los mismos, así como generarle, como artículos recomendados o programas de recompensa, para ganar y retener la lealtad de marca.

Una compañía al aprovechar el potencial de la economía en red, da la empresa una ventaja sobre sus competidores en términos de calidad, trazabilidad, el cumplimiento y la transparencia.

img_1719

CONCLUSIÓN

El relato de estas tendencias, permite observar que la tecnología en la ciudad, es algo más que un proceso de sensorización o tecnificación e implementación informática en el servicio público. También a estas alturas, es algo más que un proceso de democratización y acceso a la tecnología por todos los ciudadanos.

Nos encontramos con una serie de tendencias digitales, que vienen en forma de nuevos hábitos ciudadanos o de implementación de nuevos modelos de negocios que están facilitando la vida de las ciudades y de sus ciudadanos. Además la hiperconexión ciudadana, está permitiendo la irrupción “ya de verdad” de la conectividad de los objetos, con lo que nos enfrentamos a un interesante horizonte, que llevará y nos sorprenderá seguro, en los próximos años.

 Bibliografía:

  1. Moving From Connectivity to Outcomes How Leveraging SAP S/4HANA Creates Business Value From IoT Data by Shawn Reynolds, SAP http://go.sap.com/spain/documents/2016/05/d427b1b5-707c-0010-82c7-eda71af511fa.html
  2. La Ciudad como plataforma de Transformación Digital https://www.telefonica.com/documents/341171/3261893/POLICY+PAPER_Smart+Cities_ES+La+Ciudad+como+plataforma+de+Transformaci%C3%B3n+Digital++Abril+2016.pdf/2c8ed5af-8690-44c2-aab0-4cbe3d1d89c2
  3. IBM POEM https://www-03.ibm.com/press/es/es/pressrelease/50179.wss
  4. The automated city: do we still need humans to run public services? https://www.theguardian.com/cities/2016/sep/20/automated-city-robots-run-public-services-councils
  5. Cities Cannot Be Reduced To Just Big Data And IoT: Smart City Lessons From Yinchuan, China http://www.forbes.com/sites/federicoguerrini/2016/09/19/engaging-citizens-or-just-managing-them-smart-city-lessons-from-china/#317d53e72dda
  6. The 5 technologies that are going to define the next decade in cities https://techcrunch.com/2016/09/23/the-5-technologies-that-are-going-to-define-the-next-decade-in-cities/

Francisco Morcillo. Consultor, Experto en Innovación Territorial y Blogger . Entusiasta de Innovación+Tecnología+Gestión, para la innovación empresarial y territorial. Autor del blog; 2TI #smartcity= Territorio+Tecnología+Inteligencia+Innovación 

¿Te animas a seguirme en twitter?: @fmorcillo

Mi perfil más completo: Francisco Morcillo

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s