¿Labs para #smartcities y ciudadanos?.

El concepto smart city no termina en la implementación de una plataforma de tecnología es necesario que se pueda desarrollar un verdadero ecosistema de innovación que aumente la percepción y las posibilidades de incrementar o transformar los servicios, así como oportunidades. Las empresas ya generan procesos de innovación abierta para profundizar y escalar su oferta y adaptarse a las necesidades de sus cliente, la ciudad ya mira de cerca estos procesos.

¿Labs para #smartcities y ciudadanos?.

La innovación al servicio de la ciudad y los ciudadanos. Esa podría ser alguna de las conclusiones del South Summit celebrado durante los días 4,5 y 6 en la ciudad de Madrid. Un evento que se ha convertido en un referente internacional, no sólo en emprendimiento o inversión en empresas, sino en visualizar el cambio de tendencias empresariales, dónde se comprueba cada año la incesante transformación de las compañías, a través de Labs y start ups, que posibilitan que se pueda repensar el producto de las empresas.

Decía el vicepresidente y director tecnológico de Amazon, Werner Vogelsen en la conferencia inaugural, que “si no se produce la innovación en diez años estaremos muertos”, y esa preocupación tiene aires de tendencia  pues cada vez más ( sin olvidar la necesaria implementación de la robótica y tantos otros productos derivados de la industria 4.0), existe una preocupación en extender la oferta empresarial a través de la generación de nuevos servicios. “El futuro es mañana”, como suele decir el prestigioso profesor de la Singularity University, José Luis Cordeiro.

Para las ciudades y los ciudadanos, con la puesta en valor de la tecnología (Como curiosidad entre los 100 finalistas de South Summit, más de 25 empresas, tenía relación con Smart Energy y Smart Mobility y el ganador final  fue la firma Wallbox es una empresa de Smart Mobility), podemos comprobar como se produce una transformación real y la generación de empresas auxiliares que amplían con su valor añadido a través de la conectividad, los servicios urbanos o la mejora de la calidad de vida ciudadana.

En concreto la antes citada compañía  Wallbox está dedicada al diseño, fabricación y distribución de soluciones de carga para vehículos eléctricos, con una visión global. Para ellos el transporte sostenible es clave y creen en su eficiencia y practicidad en todos los sentidos, por eso apuestan por un proceso de carga más simple y atractivo para tu vehículo eléctrico.

PROCESOS DE INNOVACIÓN ABIERTA

Henry Chesbrough entiende que “la expresión innovación abierta defiende el dinamismo de los profesionales y la exigencia de una rápida puesta en el mercado de los productos constituyen razones de peso para adquirir una nueva perspectiva de la innovación que supere a la tradicional”

Este cambio de mentalidad que supone y con el apoyo de los nuevos agentes de interaccionan y valorizan el conocimiento, ayuda a generar procesos de innovación más adaptados y a veces más rápidos que la industria.

Esto ha sido percibido por la empresas, pues su objetivo último es adaptar su oferta a nuevos servicios, requeridos o deseados.

En el evento South Summit se anunciaba que compañías como ENEL, siguen aumentando (el último en Madrid) la generación de innovación con instrumentos de apoyo denominados Innovation Hub.  ENEL considera que la nueva era de la industria energética acoge a la disrupción como una oportunidad.

Para ello, el Innovation Hub de la matriz de Endesa pretende ser el trampolín de aquellas start ups más innovadoras en el terreno de la energía limpia. “Queremos ser parte de esta revolución –informaba Fabio Tentori, responsable de iniciativa de negocios de la incubadora, en el marco del South Summit-; pero no podemos llevarlas a cabo nosotros solos”.

Desde ese centro de innovación de ENEL escuchará ideas y colaborará, sobre todo, con start ups“Ellas nos darán acceso a tecnología a la que no accederíamos por nosotros mismos”, ha dicho Tentori. El directivo considera que “dan soluciones más rápidas y más baratas y nosotros les aportamos know-howlabs, facilidades y clientes”.

Otras compañías como PHILIPS, leía en una declaración corporativa hace unos meses, “se centran en ofrecer la iluminación como servicio”, lejos queda la calidad y la durabilidad del producto (pues ya se sobreentiende que la posee). Tratan de  ofrecer con la tecnología otra forma de conectar con las ciudades, buscando el valor incremental de las infraestructuras y que el beneficio percibido sea amplificado sobre el esperado.

Cada vez más ciudades apuestan por procesos de innovación en las ciudades, agregando valor a sus sitios y monumentos históricos a través de la iluminación. Ésta transforma los edificios y espacios públicos, resalta y da fuerza a la apariencia de los comercios, crea espectáculos, mejora la presencia de marca; en pocas palabras, embellece las ciudades mientras genera ahorros energéticos mediante la instalación de tecnologías como el LED, pero uno de sus retos ha sido su gestión y mantenimiento.

Philips Color Kinetics ActiveSite es una plataforma virtual para la gestión de sistemas de iluminación con base en la nube que permite a los sistemas LED de Philips Color Kinetics ser monitoreados, mantenidos y administrados, desde cualquier parte del mundo.

El sistema tiene la capacidad de generar informes personalizados sobre el estado del equipo, las propiedades del sistema y la gestión de activos. Debido a que Philips ActiveSite es una plataforma de software como servicio (SaaS) basada en la nube, permite el acceso a las instalaciones desde cualquier lugar donde haya una conexión a internet, lo que elimina muchos de los desafíos y costos asociados con los sistemas de gestión de iluminación.

Como podemos comprobar estos procesos de innovación abierta en la ciudad están cobrando fuerza y su desarrollo se fundamenta en la implementación de equipos y objetos conectados (IoT) que generan  cada día más datos e información.

A partir de aquí el salto es escalable, como bien comentaba el nuevo gurú de Telefónica Chema Alonso, “debemos ser inteligentes en utilizar la información, no quedarnos en la anonimización de los datos, se debe trabajar en devolver la información ya estructurada, para escalar las posibilidades de nuestros clientes”. Con su concepto de Plataforma 4.0 AURA, como se ha bautizado, se que quiere ser el “cerebro” de la red a través del cual los clientes puedan conocer, gestionar y controlar su vida digital con la compañía.

Con esta herramienta, basada en inteligencia cognitiva, Telefónica quiere convertirse en la primera compañía del sector que brinde a sus clientes transparencia y control sobre sus datos personales en poder de la operadora e, incluso, la posibilidad, si así lo deciden, de obtener valor cediéndolos a terceros.

Por último desde hace unos días y en un conjunto de ciudades de España, SIEMENS desarrolla un smart city hub itinerante que se convierte en una exposición de tecnologías y demostraciones prácticas en ámbitos como la reducción de la contaminación; la mejora de la movilidad urbana; la construcción inteligente de edificios; el control de accesos; la vídeo vigilancia; la gestión del tráfico; la construcción de redes eléctricas eficientes o el control y seguridad de infraestructuras críticas, entre otras.

He mencionado aquí sólo a algunas compañías, pero  otras muchas están realizando estos procesos de innovación abierta ( p.e. INDITEX trabaja con los chatbots, los ultrasonidos y la geolocalización).

Este modelo se está extendiendo a las ciudades ( Fueron pioneras en España, ciudades como Santander, Málaga o Barcelona)  y cada vez más  de una forma más profesionalizada se busca el desarro no sólo de proyectos pilotos temporales, sino la colaboración prolongada de carácter público-privado. Facilitando infraestructuras para ser sede constante de experiencias y pruebas de prototipos ( hace unos días se anunciaba la posible colaboración de la ciudad de Sevilla con CISCO), con el fin de poder desarrollar modelos que posteriormente generen la innovación en el servicio público, en la empresa o aumente la percepción de mejora de calidad de vida ciudadana.

CONCLUSIÓN

El concepto smart city no termina en la implementación de una plataforma de tecnología, con la implementación de indicadores y un eficiente cuadro de mandos, ese el sólo el comienzo. El desarrollo comienza a partir de la información generada, y estructurada que en colaboración con empresas y ciudadanos permitirá desarrollar un verdadero ecosistema de innovación que aumente la percepción y las posibilidades de incrementar o transformar los servicios tanto públicos como privados en el ámbito de su ecosistema local-territorial.

Sobre el autor:

Francisco Morcillo. Consultor, Experto en Innovación Territorial y Blogger . Entusiasta de Innovación+Tecnología+Gestión, para la innovación empresarial y territorial. Autor del blog; 2TI #smartcity= Territorio+Tecnología+Inteligencia+Innovación 

¿Te animas a seguirme en twitter?: @fmorcillo

Mi perfil más completo: Francisco Morcillo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s